NUESTROS PRECIOS

¿No os pasa que cuando necesitáis contratar un servicio técnico sentís que os están timando? Mientras más urgente sea el requerimiento y más desvalidos nos sintamos, mayor es la sensación de no tener dónde elegir. Pasa con todo tipo de emergencias, cuando no tenemos el tiempo ni la cabeza como para llamar a los conocidos y preguntar por referencias.

Es por eso que en este artículo vamos a orientaros sobre los costos aproximados de los servicios de cerrajería, pues es una de las contrariedades más habituales con las que podemos toparnos.

Vale aclarar que los montos aquí mencionados sólo son orientativos, pues dependiendo de la circunstancia y haciendo valer las leyes del libre mercado, cada profesional establece sus tarifas.

Contenidos de la página

  1. ¿Cómo elegir un cerrajero barato?
  2. ¿Cuánto debería pagar por un servicio urgente?
  3. Y, hablando claro, ¿cuál es el costo de un cerrajero 24 horas?

¿Cómo elegir un cerrajero barato?

Al momento de buscar los servicios de un profesional, queremos que su trabajo sea de calidad y solucione nuestra solicitud a tiempo. Pero también debemos cuidar muy bien el presupuesto. Es aquí donde comienzan las dudas, y peor aún si no tenemos algunos parámetros de referencia.

Y si hablamos de cerrajería, usualmente se trata de problemas que deben resolverse de inmediato. En este, como en todos los campos, la variedad de precios que podemos encontrar en el mercado es muy amplia. Desde cerrajeros que nos piden unas sumas muy altas, hasta otros que, de tan baratos que nos parecen, generan desconfianza.

Sin duda hay cerrajeros que tienen tarifas muy altas, pero están plenamente justificadas por el tipo de servicio que ofrecen, su experticia y cuidado, los materiales utilizados, etc. Así como otros que, pese a cobrar muy caro, hacen un trabajo rutinario que perfectamente podemos conseguir a un mejor costo.

Lo mismo aplica en sentido contrario. Podemos tener la suerte de conseguir un cerrajero económico que por una suma moderada resuelve nuestro problema en un santiamén y con la calidad deseada, hasta otros que nos hagan recordar la máxima aquella de “lo barato sale caro”.

Habrá quienes, ante esta disyuntiva, decidan irse por la opción de precio medio. Pero esta tampoco es necesariamente la mejor solución, porque de lo que se trata es de pagar un precio justo, que se corresponda con el trabajo solicitado.

Es por ello que, aunque sabemos que el dinero no crece en los árboles y debemos cuidarlo, no deberíamos dejar que el precio sea el factor determinante para la contratación de un cerrajero.

Tenemos que considerar otras variables, como las referencias que pueda aportar el profesional, su reputación, qué tipo de servicios ofrece, con qué rapidez puede atender nuestra solicitud, qué materiales utilizará, y otros que sean pertinentes de acuerdo al trabajo a realizar.

¿Cuánto debería pagar por un servicio urgente?

Esta pregunta no tiene una respuesta única. Como ya hemos dicho, cada profesional es libre de fijar sus tarifas y poner el precio que considere apropiado a su trabajo. De la misma manera, el consumidor tiene la potestad de seleccionar aquél que mejor se ajuste a sus necesidades y bolsillo.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea imposible establecer algunos parámetros de referencia, que puedan orientarnos sobre el terreno que pisamos.

Uno de los elementos clave para entender cuál sería una tarifa media, es el carácter perentorio de la solicitud. Obviamente existe una gran diferencia entre los costos de un servicio urgente y aquellos que pueden ser concertados y planificados con anterioridad.

Y no es porque quieran medrar de nuestras penurias o, como dirían las abuelas, “pescar en río revuelto”, sino que es lógico que un servicio de urgencias 24 horas, durante los 365 días del año requiere de una logística y supone un sacrificio que debe ser justamente compensado.

Las diferencias en el precio de un servicio y otro pueden llegar a ser muy significativas. Pero también podría darse el caso de encontrar algún cerrajero con tarifas muy razonables. Todo dependerá siempre del mercado y la circunstancia de la solicitud.

Eso sí, como recomendación general, nunca contrates los servicios de un profesional, sea de cerrajería o de cualquier otra área, sin antes haber acordado el costo del trabajo. Las reglas de juego claras son el primer paso para lograr un resultado satisfactorio para todos los involucrados, y nos evitará muchos dolores de cabeza y malos ratos.

Pues bien, dicho todo lo anterior, ya ha llegado el momento de hablar con los números en la mano. Para ello lo mejor será usar como ejemplo uno de los servicios de cerrajería más demandados. Y como no podía ser de otra manera, nos referimos a esa incómoda situación por la que todos algunas vez hemos pasado, de quedarnos en la calle, con la puerta de la vivienda o el trabajo cerrada, y no tener cómo abrirla.

Sea porque olvidamos las llaves dentro, o porque salimos y dejamos la puerta abierta, pero un golpe de aire la cerró de improviso, o cualquier otra menudencia cotidiana, que se transforma en un verdadero problema.

Cerrajeros pinto precios

Y, hablando claro, ¿cuál es el precio de un cerrajero 24 horas?

Las estadísticas, que todo lo contabilizan, efectivamente demuestran que este es el percance más común y el motivo más frecuente de solicitud de servicios de cerrajería.

El mejor de los escenarios sería suponer que requerimos este servicio durante un día hábil, en horario laboral. Estamos hablando del rango de tarifas más económicas para este trabajo, y pueden oscilar entre 80€ y 100€. Cabe recalcar que es un valor medio, pues siempre habrá en el mercado profesionales con costos mayores y menores. Eso sí, insistimos, aplican para el horario convencional de trabajo, pues aunque sea un día de semana, los honorarios serán más altos si necesitamos un cerrajero en horas nocturnas.

Ahora bien, este mismo trabajo tendrá un costo sensiblemente superior durante los fines de semana o festivos, en horarios no laborables, o una combinación de ambos. No es de extrañar que sean entre tres y cinco veces más caras, es decir, hablamos de un promedio entre 300€ y 500€.

Recordemos que a modo de ejemplo hemos tomado la apertura de una cerradura simple, que pueda realizarse con una horqueta sencilla. Estos precios serán diferentes si hablamos, por ejemplo, de una puerta con la llave pasada, o una puerta acorazada, pues se necesitarán otras herramientas y el trabajo será más delicado y probablemente requerirá más tiempo.

Asimismo, en este caso sólo hemos considerado la mano de obra, no contemplando otros materiales o la sustitución de cerraduras o puertas. Estas labores tendrían un costo adicional, no sólo por el tipo de estructura de la que se trate, sino también por las herramientas y el trabajo que implican.

Nuestra intención es brindar un poco de claridad en cuanto a los costos promedio y servir de guía de referencia. Cada situación concreta requerirá de un presupuesto que el cerrajero seleccionado deberá presentar, y cuyas condiciones deben quedar perfectamente aclaradas antes de iniciar el trabajo.

Un cerrajero experto es el profesional indicado para guiarte en este y otros proyectos, ofreciendo una alternativa de costos para que puedas comparar con el mercado y tomar la decisión que mejor se adapte a tus necesidades.